Castellano

Hace 65 años, la creación del Estado de Israel, supuso la muerte de 13.000 personas, la deportación y expulsión de 750.000 más y la destrucción de 532 pueblos. Casualmente, el año de la Nakba, el desastre, para el pueblo palestino, coincide con el año en que se redactó la Declaración Universal de Derechos Humanos. La catástrofe ha perpetuado hasta el día de hoy.

 

Este año, el movimiento de solidaridad con Palestina de Cataluña, formado por Coordinadora de Entidades: Amb Palestina al Cor, BDS Catalunya, Plataforma Aturem la Guerra, Rumbo a Gaza y Mujeres en Rebeldía, denunciamos el rol líder que juega Israel en el diseño, investigación, implementación y venta a nivel mundial de los diferentes sistemas de seguridad y represión.

CARTELL_1_JUNY

Pulsa aquí para firmar el manifiesto

Tenemos evidencias de que Cataluña y el Estado Español son sus clientes. Concretamente, el gobierno de Cataluña tiene contratos comerciales en el ámbito de la seguridad, gran parte de los cuales, no se hacen públicos. Cataluña adquiere en Israel parte del material anti-disturbios que usan los Mossos d’Esquadra como los chalecos antibala.

Las relaciones estrechas de nuestro gobierno con Israel nos hace cómplices de la vulneración sistemática de los derechos humanos en los Territorios Ocupados de Palestina. Por ello, le exigimos que interrumpa inmediatamente cualquier tipo de relación comercial y/o académica.

La población Palestina no está sola y no la olvidamos, hoy un año más, le mostramos nuestra solidaridad

Di “No más complicidad con Israel”, y firma el manifiesto

Basta de represión contra los movimientos sociales
Basta de colaboración policial y militar con Israel

Nosotros, movimientos sociales, nos organizamos para hacerle frente a un sistema que nos deja en el paro, que desahucia una familia cada 15 minutos, que persigue a las personas emigrantes, que nos precariza, que nos explota. Queremos una vida digna y justa para todas las personas, y frente a nosotros, el Estado se organiza para reprimirnos, para contestar con intimidación y violencia a nuestro deseo de cambio.Denunciamos la represión y violencia crecientes ejercidas contra los movimientos sociales en Cataluña. Denunciamos que ésta estrategia vulnera el Estado de derecho y tiene como objetivo mantener las injusticias presentes.

Denunciamos el hecho que la represión que vivimos en Cataluña está profundamente interrelacionada con la represión global que sufren los movimientos sociales y concretamente, con la infraestructura militar y de seguridad israelíes. El ejercito mismo, y empresas de seguridad y militares privadas que mantienen Palestina bajo la ocupación, han utilizado a la población palestina como un enorme campo de entrenamiento e investigación que les ha permitido crear empresas, industrias, productos y servicios que nuestros gobiernos compran y que utilizan para controlar y reprimir a los movimientos sociales. Estos productos se venden con la “garantía” de haber sido probados en situaciones reales en los Territorios Palestinos Ocupados.

Denunciamos que los Gobiernos de la Generalitat de Catalunya y el del Estado español fomentan las relaciones económicas y empresariales con un Estado que vulnera sistemáticamente la legislación internacional sobre Derechos Humanos. Cuando ésta colaboración se extiende al campo del comercio en materia militar y de seguridad es ilegal y éticamente inaceptable.

Por ello,
Exigimos al Govern de Catalunya que interrumpa inmediatamente la compra de materiales antidisturbios y de seguridad a empresas israelíes y que suspenda todos los acuerdos firmados con RABINTEX Industries y las empresas intermediarias para la compra de material de seguridad y antidisturbios.

Exigimos al Govern de Catalunya que informe sobre los centenares de millares de euros (de nuestros impuestos) que han pagado a la empresa de seguridad israelí “Hancal System Engineering” para asesoramiento en materia de seguridad y control en las prisiones.

Exigimos al Govern de Catalunya que retire inmediatamente su apoyo institucional a la empresa “Guardian Homeland Security”, que forma a cuerpos militares y policiales en materia de seguridad en campos de entrenamiento en la Palestina ocupada y que utiliza el logo de los Mossos d’Esquadra par publicitar sus servicios.

Exigimos al Govern de Catalunya
 y al del Estado español que no autoricen a empresas  a importar y exportar material militar a Israel (torpedos, cartuchos y armamentos diversos), como por ejemplo Tyco electronics o Indra, con sede en Barcelona.

Exigimos al Govern de Catalunya que les empresas privadas israelíes del megagrupo de seguridad ICTS no realice tareas de identificación y interrogatorio de viajeros en el Aeropuerto del Prat.

Exigimos a nuestras Universidades, la UAB, la UPC y la UPF, y a instituciones como ACC10 que suspendan su colaboración en proyectos de investigación con Israel en materia de Seguridad y Defensa.

En el aniversario del 15 de mayo de 1948, fecha de la Nakba (el desastre), cuando Israel expulsó por la fuerza a centenares de miles de palestinos y palestinas de sus casas, tierras y pueblos, nos movilizamos en defensa de la justicia y la dignidad, saludamos al Pueblo palestino en resistencia y le hacemos llegar nuestra solidaridad: no está solo y no lo olvidamos.

Para firmar le manifiesto pulsa aquí 

Advertisements